Historia de Facom y sus herramientas. Tecnología avanzada

historia facom
Adrian

La marca de herramientas Facom está asociada estrechamente a más de un siglo de evolución tecnológica. La labor de innovación, creatividad y diseño ha traído consigo que desde sus orígenes artesanales y a lo largo de toda su trayectoria se haya ido convirtiendo en uno de los líderes del mercado de las herramientas manuales para todo tipo de profesionales.

A lo largo de toda su trayectoria Facom ha mostrado una cercanía con el cliente que siempre ha estado avalada por su historia. Como distribuidores oficiales de la marca, en el artículo de hoy te mostramos el recorrido desde los orígenes que avalan la marca, su recorrido histórico y la amplia gama de herramientas de taller que figuran en el catálogo de Facom.

 

Los inicios de Facom 1818-1920

La Primera Guerra Mundial trajo consigo el triunfo definitivo de la mecánica y se ponían los ejes para la revolución tecnológica que habría de llegar para quedarse en las primeras décadas del siglo XX. En la sociedad francesa del momento, una nueva población que acababa de triunfar en la guerra quería aprovechar el momento para reactivar la economía del país.

El joven ingeniero industrial, Louis Mosés era un buen ejemplo. Se da cuenta de que la posguerra va a favorecer a los emprendedores que arriesguen. Mosés sabe también, que, a pesar de todo, la mano de obra de las personas seguirá siendo indispensable para la recuperación económica que se espera. El objetivo estaba claro: producir las herramientas que cumpliesen las expectativas más exigentes.

El 8 de mayo de 1918, crea en París, con algunos familiares y amigos, la empresa Franco-Américaine de Construction d’Outillage Mécanique, una pequeña fábrica artesanal de solo diez empleados especializada en herramientas de mano.

Los americanos habían deslumbrado a los franceses con su derroche de material militar y el desarrollo avanzado de sus diversas técnicas industriales.  El término Franco-Americana da una imagen de seriedad y calidad. Eran los primeros pasos de las iniciales Facom.

El asentamiento de la empresa coincidía además con la llegada de las máquinas que habían de revolucionar el mundo del trabajo de la misma manera que lo habían hecho con la guerra.

Las condiciones eran las idóneas para arrancar. La aparición del automóvil, la aeronáutica y la expansión del ferrocarril fueron esenciales para ello. El primer producto de Facom fue la llave 101, un modelo sencillo de llave ajustable, conocido más familiarmente como Madame 101. La herramienta, muy similar a la llave inglesa Clyburn, estaba diseñada para el mantenimiento de la red ferroviaria.

 

Lllave Facom 101

 

Comienza la expansión: 1918-1920

Durante los dos primeros años Facom no cambia el número de trabajadores. Sería a partir de 1920 cuando la fábrica de herramientas de taller comienza su proceso de expansión: la empresa abre una nueva forja en las afueras de París. Aquellas instalaciones reúnen mecanización, ajuste, temple, amoladura, pulido y montaje.

Aquella original fábrica artesanal evoluciona cada vez más. Crecerá el personal y en 1924 distribuirá el primer catálogo o guía de la marca, sería el primero de una veintena hasta la actualidad y que ha supuesto un acontecimiento importante y un retrato de su trazado histórico.

En la década de los veinte, el mercado de las llaves de ajuste crece cada vez más. Pensemos que la industria del automóvil está en auge y eso provoca que se amplíe la gama de herramientas. Facom firmará un primer contrato con Renault de llaves de cremallera de 23 cm, y seguidamente con Peugeot, de llaves inglesas con mango de madera.

Comienza además en esta época la relación con la aeronáutica. Facom conquista el aire y fabricará toda una serie de herramientas de diseño y establecerá una estrecha relación con Air France en cuanto nace la compañía a nivel nacional, en 1933.

 

La guerra y la introducción de las herramientas de mano: 1930-1945

Comienza la década de los treinta y Francia vive los años de víspera de la Guerra Civil. A lo largo de esta década se confirma la penetración en el mercado francés de las herramientas de mano. Más de 500 referencias se ofrecen en catálogos como piezas de alta gama y profesionales para distintos sectores. En ellas figuran los que figuran las llaves «Union», «Eclair» o «Champion», además de la llave «Bulldog», especial para los ciclistas.

 

historia de facom y sus herramientas

 

Años cuarenta: Facom se convierte en una multinacional

Cuando estalla la Segunda Guerra Mundial, Facom consigue proteger sus activos y su potencial industrial. Una vez concluida la contienda, Francia y Europa necesitan nuevamente levantarse de sus cenizas. Los dirigentes de Facom entienden que acaba de empezar una nueva era industrial. La fábrica adquirirá ahora la categoría de multinacional, con un incremento medio de la facturación del 13% al año durante tres décadas. La producción en la fabricación de herramientas Facom se multiplica por cuatro.

Se asienta la sociedad de consumo. Como cabía esperar, este proceso productivo estará relacionado con una economía que se haya en plena expansión en Francia.

 

Innovación importante: la garantía de por vida

Pero será en los años cincuenta cuando se produce el comienzo de la expansión definitiva. Facom saca al mercado innovaciones que se convertirán en clásicos como el destornillador Isoryl con mango, que supone un salto cualitativo sobre la tradicional herramienta con madera.  

Las novedades en electrodomésticos coincidirán en el tiempo con la posguerra y eso provoca una nueva extensión de los mercados que ya no se detendrá. La fábrica se extiende a los mercados del Norte de Europa y todas las orillas del Mediterráneo, así como en Sudamérica, África y el Sudeste Asiático.

Facom fabricaba en aquel entonces 50.000 piezas al mes. Veinte años más tarde, solamente la fábrica de Villeneuve-Le-Roi producirá 50.000 piezas diarias y en 1993, el grupo empresarial fabricará más de 200.000 piezas cada día.

En 1952 la fábrica toma una decisión que forma parte del activo de la empresa: otorgar una «garantía de por vida«, sin limitaciones de tiempo, a todas las herramientas. Algo nunca hecho en el mundo industrial europeo. Facom ponía las bases y se convertiría a principios de los 60 en líder del mercado de los fabricantes de herramientas de taller de mano.

 

Años setenta: internacionalización y entrada en bolsa

Como resultado de su estrategia de internacionalización, Facom entrará en bolsa en 1971 y se incorporará a otras formas del sector.

Era el comienzo de una nueva etapa que se desarrollaría en adelante con la creación de sucesivas filiales y hasta 12 fábricas en toda Europa que en la actualidad producen dos tercios de sus herramientas de alta especialización.

En esa línea Facom ha continuado hasta la actualidad haciendo frente a todos los retos tecnológicos posibles y aportando soluciones profesionales e innovadoras a sectores innovadores como el automovilismo, la aeronáutica o la edificación.

El pasado año Facom celebraba sus cien años de historia y lo hacía con el lanzamiento de una colección en edición limitada de herramientas con diseño único, un marcado especial 100 años.  

Más de un siglo de historia en cuyos detalles puedes ahondar en este artículo. Una larga trayectoria en la que Facom se ha marcado como una de sus principales prioridades ofrecer un producto especializado a sus clientes a través de los 5.500 distribuidores oficiales en 120 países de todo el mundo. ¡Somos uno de esos puntos de referencia! Consulta con nosotros y te informaremos de lo que necesites.

No hay productos en el carrito.
Seguir comprando
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;