Guía de mantenimiento del taladro: cuidados y consejos

mantenimiento del taladro
Adrian

Tras revisar nuestra guía de compra sobre cómo elegir un taladro por fin te has decidido y has escogido el que más se adapta a tus necesidades, pero, ahora, te debates entre usarlo hasta que no quede cuadro sin colgar o guardarlo en una vitrina de lo bueno que es para no gastarlo. Pues elige la primera opción, porque con nuestra guía de mantenimiento del taladro podrás conseguir que esta herramienta funcione perfectamente hasta que te encapriches de un ultimísimo modelo y de repente se te caiga el antiguo “accidentalmente”.

“Un taladro de calidad puede durarte mucho tiempo si te tomas en serio su cuidado, mantenimiento y los consejos de uso y seguridad”

 

¿Qué es un taladro?

Este nuevo inquilino de tu bolsa de herramientas perfora, lija, desbasta, fresa, pule, atornilla, cepilla, mezcla o bombea con las brocas especiales para cada actividad que se unen a su eje giratorio.

No hay profesional –ni manitas– que no tenga un taladro en su colección de herramientas, pero una cosa es tenerlo y otra conservarlo. Es importante conocer una serie de cuestiones previas para mantener nuestro taladro en perfectas condiciones y no correr riesgos innecesarios derivados de un mal uso o mantenimiento.

 

Antes de empezar

Como la mejor medicina es la preventiva, antes de sacar nuestro nuevo taladro al terreno de juego, lo mejor es conocer cómo es un buen uso. Cada herramienta traerá en su manual de instrucciones consejos sobre cómo utilizar el taladro de manera correcta.

Pero, en general, podemos establecer los siguientes consejos previos de uso para un correcto mantenimiento del taladro:

  • Sujeta el taladro de manera firme
  • Utiliza brocas adecuadas, afiladas y en perfectas condiciones
  • Procura utilizarlo en superficies limpias
  • Guárdalo adecuadamente en su maleta para que no reciba golpes ni acumule impurezas

 

Seguridad con el taladro

El mantenimiento del taladro (y el de tu integridad física) pasa por seguir las normas de seguridad que marcan los fabricantes del taladro en sus manuales. Normalmente suelen parecerse a estos consejos:

  • Utiliza los mangos auxiliares para mayor control.
  • Sujeta el taladro por sus mangos aislantes si trabajas con superficies que puedan tener hilos eléctricos ocultos.
  • Fija las piezas de trabajo con abrazaderas, no las sostengas con las manos.
  • Escoge accesorios clasificados para las mismas velocidades recomendadas del taladro.
  • No te olvides de los accesorios de seguridad básicos: guantes, gafas, mascarilla etc.
  • Mantén los mangos libres de grasa para que no se te resbale el taladro de las manos.
  • Procura no excederte en el tiempo en un mismo uso para no sobrecalentar la herramienta y para prevenir lesiones derivadas de la vibración prolongada.

 

Guía de mantenimiento del taladro

 

Mantenimiento del taladro: pasos a seguir

El mantenimiento de herramientas es imprescindible por motivos de seguridad y para prolongar su vida útil. Siempre hay que leer las prescripciones que marca el fabricante sobre seguridad y mantenimiento.

Además, en caso de que el taladro sufra algún percance grave, lo mejor es que la reparación de taladros y demás herramientas sea llevada a cabo por un servicio técnico oficial.

 

Limpieza del taladro

La primera advertencia de seguridad respecto al mantenimiento del taladro es apagar la herramienta o retirarle la batería para evitar un arranque accidental. Una vez hecho esto, procederemos a su limpieza siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Dejar que el taladro se enfríe después del último uso
  • Retirar virutas y partículas de la superficie con un paño, un cepillo o un compresor de aire
  • No utilices disolventes ni químicos agresivos para las piezas metálicas
  • Utiliza un paño húmedo en agua y jabón neutro
  • Evita que se introduzca líquido en el interior del taladro
  • La limpieza del interior es más compleja, lo ideal es que se realice junto con el mantenimiento profesional que muchas marcas ofrecen hoy en día

 

Lubricación del taladro

Los taladros deben mantener la lubricación de engranajes y piezas metálicas para evitar la oxidación y el desgaste. Dependiendo del tipo de taladro (percutor, de columna, magnético etc.) las recomendaciones de lubricación variarán, por eso hay que consultar el manual.

Los taladros de mayor calidad ya suelen venir con la lubricación necesaria. Otros recomendarán que se revise en el mantenimiento profesional con regularidad.

 

Revisar las condiciones de los componentes

Hay que permanecer atentos a posibles síntomas de fallos o desgaste y observar si existen anomalías en nuestro taladro, como golpes, agujeros en el cable, atascos del gatillo etc. Si esto sucede, comprobaremos las condiciones de la garantía y acudiremos a un servicio técnico oficial.

 

Taladro inalámbrico

Ya vimos cuáles son las ventajas del taladro inalámbrico, pero, además, comprar un taladro inalámbrico supone tener en cuenta alguna cuestión extra de mantenimiento:

  • Al limpiarlos o lubricarlos, retirar la batería
  • Limpiar la batería y el cargador sin utilizar paños húmedos ni productos líquidos
  • Desenchufar el cargador al limpiarlo
  • No abrir nunca ni la batería ni el cargador
  • Utiliza siempre baterías específicas para tu taladro
  • Renueva las baterías deterioradas y ten baterías de recambio

 

Otros consejos sobre el mantenimiento del taladro

En definitiva, no olvides la limpieza regular de tu taladro ni revisar que todos sus componentes están en perfectas condiciones tras cada uso. Además de esto, podemos incluir algunos consejos extra para el correcto mantenimiento del taladro:

  • No fuerces el taladro ni sus piezas si no encajan correctamente, comprueba que las estás introduciendo por el lado apropiado y que son piezas compatibles
  • Si desmontas tu taladro para limpiarlo y lubricar todas sus piezas, procura colocar los pequeños tornillos en un lugar seguro para no perderlos
  • Utiliza accesorios para recoger el polvo y que este no perjudique la herramienta
  • Adquiere taladros de la mayor calidad, como los taladros Dewalt, que te ofrezcan un buen servicio postventa

Sigue estos consejos si quieres que tu taladro te siga el ritmo de trabajo. Son recomendaciones sencillas que no tienen por qué llevarte mucho tiempo y con ellas conseguirás alargar la vida útil de tu herramienta.

Pero si todavía tienes alguna duda sobre el mantenimiento del taladro, o si ya es demasiado tarde para tu viejo taladro y lo que necesitas es un último modelo al que empezar a mimar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros tanto por teléfono como por email o redes sociales. ¡Te escuchamos!

No hay productos en el carrito.
Seguir comprando
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;