Guía de mantenimiento de un martillo: consejos de conservación

consejos de mantenimiento de un martillo
Adrian

El martillo es una herramienta básica para cualquier profesional, por lo que mantenerla a punto es una necesidad fundamental en tu día a día. Seguro que conoces algunos trucos para que tus herramientas se conserven como nuevas. En este artículo te vamos a dar algunos consejos de conservación para el mantenimiento de un martillo.

A continuación, te vamos a explicar con algo más de detalle qué es lo que debes tener en cuenta para su correcto funcionamiento. Sigue leyendo, ¡seguro que te descubrimos algo que todavía no sabías!

 

¿Qué es un martillo?

Todo el mundo sabe lo que es un martillo y son muchos los tipos y variantes que te vas a encontrar, desde los de carpintería hasta los neumáticos pesados de obra urbana. Sin embargo, en este caso estamos hablando de un tipo muy especifico que viene a cubrir las necesidades de gente como tú: el martillo electroneumático.

Si trabajas en reformas y necesitas perforar superficies duras hechas con hormigón, ladrillo o piedra; o trabajas en pequeñas obras de demolición, seguro que estás familiarizado con esta herramienta. Ligera y de gran potencia, su presencia es fundamental en la bolsa de herramientas de cualquier profesional que se precie.

Entre estos martillos hay diferentes tipos, por lo que cada uno puede tener peculiaridades respecto a su mantenimiento. Así, te dejamos una breve explicación de los más comunes clasificados según su función:

  • Martillo perforador: es más potente que un taladro común y sirve para perforar hormigón y hacer rozas en la pared.
  • Martillo combinado: este tipo de martillo te permite realizar pequeñas obras de demolición en la pared.
  • Martillo demoledor: ideal para romper los materiales más duros que te puedas encontrar en tus trabajos.

 

Mantenimiento: antes de empezar

Antes de empezar a usar un martillo electroneumático o cualquier otra herramienta, hay que tener en cuenta una serie de consejos básicos que, como buen profesional, seguro que sabes. Sin embargo, no está de más repasarlos, ya que seguirlos puede marcar la diferencia en el mantenimiento de herramientas. Aquí van algunos:

  • Leer las instrucciones de uso: fundamental con cualquier herramienta, no iba a ser menos en el caso de los martillos. Para una buena conservación de tus herramientas, lo mejor es seguir las indicaciones e instrucciones del fabricante.
  • Limpieza: antes de empezar a trabajar, comprueba que tu martillo electroneumático esté limpio de restos y materiales. Es fundamental que tu máquina esté en perfecto estado para que puedas llevar a cabo tu trabajo con seguridad y precisión.
  • Verificar el área de trabajo: resulta imprescindible que asegures bien el lugar donde vas a usar tu martillo. Cualquier cosa no prevista que haya en la zona de trabajo te puede causar problemas para el mantenimiento de un martillo. Debe estar despejada, limpia y ordenada.
  • Accesorios de seguridad: ¡Protégete! Antes de usar un martillo electroneumático asegúrate de que dispones de todos los accesorios de seguridad necesarios para usarlo. Son herramientas potentes y ruidosas que pueden causarte problemas a medio-largo plazo.

consejos mantenimiento de un martillo

Martillo: medidas de seguridad

Los martillos electroneumáticos, como ya sabes, son herramientas muy potentes a pesar de su ligereza. Por ello, antes de trabajar, debes extremar las medidas de seguridad. Es recomendable no caer en ese exceso de confianza que te pueden dar los años de experiencia.

Aquí te dejamos algunas medidas de seguridad que, además, influyen en el mantenimiento de un martillo:

  • Medidas de seguridad individuales. Gafas, casco, guantes y, sobre todo, protecciones auditivas.
  • Sujetar el martillo siempre con dos manos para evitar que se te escape debido a las constantes vibraciones.
  • No exceder del tiempo de uso. Evitarás el sobrecalentamiento de la herramienta, lo que ayuda a su mantenimiento.
  • Reparación. Procura acudir solo a especialistas y a distribuidores de confianza. No te arriesgues. Lo mejor para el mantenimiento de tus herramientas es dejarlo en manos de profesionales como tú.
  • Emplea siempre los accesorios adecuados.

 

Mantenimiento de un martillo: pasos a seguir

Los años de experiencia que acumulas te han hecho ver cómo la evolución de las herramientas eléctrica hace que cada vez requieran menos mantenimiento. Sin embargo, si quieres explotar todo el potencial de tu martillo, deberás seguir unos mínimos de mantenimiento.

Para alargar su vida útil, además de seguir todas las recomendaciones del fabricante para el correcto mantenimiento de un martillo, te vamos a dar algunos consejos generales. ¡Vamos allá!

 

Limpieza

No hay un calendario exacto en el que revisar y limpiar tu martillo, va a depender de los usos que le des y de cómo veas que funciona tu nueva herramienta. De todas formas, te vamos a dar algunas pautas a tener en cuenta para limpiar sus partes y cómo esto influye en su rendimiento.

  • Engrasado: para el mantenimiento de un martillo es necesario engrasar la inserción del puntero o del cincel. Con ello minimizarás el desgaste por la fricción. Asegúrate de estar usando grasa especial para esta función, una que soporte altas temperaturas.
  • Rejillas de refrigeración: mantenerlas limpias va a hacer que trabajes con más eficacia y seguridad ya que el martillo tenderá menos a sobrecalentarse.
  • Cambiar las escobillas: si tu martillo tiene indicador, te avisará de cuando las tienes que cambiar. Si no es el caso, debes comprobar su estado o se puede parar la máquina en mitad de un trabajo.

 

Revisión de la parte eléctrica y mecánica

Otro de los puntos que se antoja fundamental a la hora del correcto mantenimiento de un martillo es una revisión de sus partes eléctricas y mecánicas. Una buena revisión junto a un uso correcto ayudará a prolongar la vida útil de tu martillo.

  • Hacer un buen uso de nuestro martillo. Utiliza tu martillo solo para la función que indica el fabricante. Como consejos generales:
    • No utilices martillos pequeños para romper grandes bloques, ya que podrías quemarlo.
    • No hagas palanca con el martillo, porque puedes romperlo por un exceso de presión.
  • Trabajar con punteros y cinceles bien afilados. Optimizarás el trabajo minimizando la fuerza que haces tanto tu como tu martillo.
  • No tirar del cable de alimentación porque puedes estropear el cableado o las tomas de corriente.
  • Trabajar con una tensión de alimentación adecuada al martillo que estés usando evitará sobrecargas o que la herramienta se rompa. Sigue siempre las instrucciones del fabricante.

 

Otros consejos sobre el mantenimiento de nuestro martillo

Si has estado siguiendo nuestros consejos para la conservación y el mantenimiento de un martillo, sabrás que se trata de algo que se asienta sobre dos pilares clave: la limpieza y las revisiones periódicas.

También es clave su correcto uso y que tomes las medidas de seguridad adecuadas durante tu trabajo diario. Intenta no forzarla ni usarla en exceso para que tu martillo eléctrico te acompañe durante mucho tiempo.

Si estás decidiendo cuál es el martillo que mejor se ajusta a tu trabajo, decídete por la mejor calidad y el mejor servicio de atención al cliente. Con los martillos DeWalt tendrás garantizado todo esto. Echa un vistazo y ¡decídete por el que más se ajuste a tus necesidades!

No hay productos en el carrito.
Seguir comprando
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;